Gobierno de Chile

Sernatur Los Lagos participó en conmemoración al Combate Naval de Abtao

  • Sernatur Los Lagos junto a representantes de la Municipalidad de Calbuco, Armada de Chile, Marina de Guerra del Perú y de la comunidad, participaron en una ceremonia que recordó el combate naval de Abtao.

Tradicional curanto en ceremonia

La actividad se desarrolló en el sector Punta Auco, específicamente en el monumento al Vigía, en la conmemorar el apoyo llevado a cabo entre los Gobiernos peruano y chileno en 1866, con el objetivo de enfrentar la amenaza española.

“Calbuco es una comuna llena de historias, entre ellas, la de Abtao, lugar estratégico de la época. Creemos que difundir este tipo de actividades es también ayudar a enraizar la historia en la comunidad y mostrar un hito importante que se celebra todos los 7 de febrero, que convoca a autoridades extranjeras y que además, va acompañado del cariño y tradiciones de la gente del sur”, dijo Fernando Ortúzar, Director Regional de Sernatur Los Lagos.

Tras el lanzamiento de salvas de honor desde el Patrullero de Servicios Generales “Micalvi” de la Armada de Chile, el Comandante del Buque, Capitán de Corbeta Cristián Cardemil, llevó a cabo la alocución donde detalló y contextualizó los acontecimientos. Destacó que “Hoy al cumplirse 146 años de los hechos, con esta ceremonia queremos rendir homenaje a los marinos Chilenos y Peruanos que en estrecha fraternidad combatieron contra España valientemente en defensa de ambas naciones”, indicó.

Acto seguido las autoridades depositaron ofrendas florales en el monumento. Posteriormente el cura párroco Francisco Núñez, realizó una oración por la paz de quienes fueron parte de los hechos.

La actividad finalizó con un curanto para todos los asistentes, elaborado por los vecinos.

Combate Naval de Abtao

Combate Naval AbtaoEl combate de Abtao tuvo lugar entre el 7 y el 8 de febrero de 1866 en la Isla Huapi Abtao, parte del archipiélago de Calbuco (aguas del canal de Chayahué, Chiloé), entre una escuadra española formada por las fragatas de hélice Villa de Madrid y Blanca y la flota aliada chileno-peruana, compuesta por la fragata de hélice Apurímac, las corbetas de hélice Unión y América, la goleta de hélice Covadonga (que había sido capturada en Papudo) y los vapores de hélice Lautaro y Antonio Varas.

En este escenario, se produce la toma de las islas Chinchas por parte de una flota española que aducía ser una expedición científica. Esto origina la protesta Peruana, que fue apoyada por el pueblo y Gobierno chileno. Tras negar apoyo logístico a España, Chile le declara la guerra. Así nuestro país emprendía una guerra que sería esencialmente naval, en una precaria condición, con el apoyo de la armada peruana.