Menu

Geoturismo Lickanantay: ciencia y misticismo en Atacama

Geoturismo Lickanantay es un emprendimiento turístico con base en Copiapó, capital de la Región de Atacama. Fue ganador del concurso Más Valor Turístico 2021 de Sernatur por su producto turístico sobre geología, ciencia y misticismo.


Según describe Maccarena Pía Naveas Díaz, una de las geólogas líderes de Geoturismo Lickanantay, la experiencia que ofrecen invita a tomar una pausa, centrar la atención en sí mismo y a conectarse con la Tierra. Es que, para ella, “el agitado ritmo de vida innumerables veces nos controla e impide que observemos con claridad nuestro entorno”.

Eso es lo que define a Geoturismo Lickanantay, una de las tres empresas ganadoras del concurso Más Valor Turístico de este año, certamen mediante el cual Sernatur distingue a productos turísticos innovadores de todo el país. Maccarena complementa: “Conectamos a los visitantes con la Tierra y sus sentidos, sobre la base de excursiones personalizadas que recorren la historia del paisaje, junto a rocas de millones de años, fallas geológicas y sitios de alto interés paleontológico”.

¿Por qué los productos turísticos que ofrecen son innovadores?

Este emprendimiento lo conforman en su totalidad geólogos y geólogas de la Región de Atacama, todos amantes del desierto. Realizamos rutas turísticas desde el borde costero hasta los altos Andes, buscando promover el disfrute en términos sencillos de las ciencias de la Tierra y que los visitantes se sientan geólogos por el momento que dura la experiencia. Incorporamos material didáctico y herramientas propias de esta ciencia.

Geoturismo Lickanantay es un emprendimiento reciente, partimos en 2019, comenzando los circuitos turísticos en plena pandemia, durante 2020. Para ello, incorporamos relatos simples e interactivos. Además, debido a la gran ansiedad que ha gatillado en la sociedad el covid-19, implementamos el geoyoga, un momento meditativo en el que nos centramos en nuestra respiración, nos relajamos y percibimos la música de la Tierra.

¿Han implementado la sustentabilidad a su negocio turístico?

Hace unos meses nos aliamos con Modo Verde, nuestro socio más importante. Esta pyme se encarga de reciclar todos los desechos que producimos en las experiencias turísticas, tanto orgánicos como inorgánicos. Además, tenemos un fuerte lazo con las culturas ancestrales: una de nuestras integrantes es diaguita; asimismo, decidimos bautizar nuestra empresa como Lickanantay, que es la cultura ancestral más conocida como los atacameños, nombrados así por los españoles.

En su lengua, que es el kunza, lickanantay se traduce como habitantes de esta tierra, en alusión al desierto. Queremos realzar esta olvidada etnia, su tierra y el intrínseco sentido de apreciación y conexión con lo natural. Los lickanantay habitaron al interior del desierto de Atacama, entre las latitudes del río Loa y Copiapó.

¿Cómo han logrado integrarse a la oferta turística?

Nuestro principal proveedor de alimentos es Virago, un restorán vegano que produce en pro de la sustentabilidad. En nuestras experiencias turísticas incorporamos sus productos. Asimismo, Modo Verde recicla nuestros desechos orgánicos e inorgánicos, siendo un aleado trascendental.

¿Cómo aporta a la diversificación de la oferta turística?

En nuestras rutas turísticas no solo visitamos los principales atractivos, sino que también realzamos los destinos olvidados y desconocidos. Visitamos geositios, en particular en la Región de Atacama existen actualmente diez geositios reconocidos por la Sociedad Geológica de Chile.

Estos son lugares que poseen un alto potencial científico y patrimonial, como son Tonalita orbicular, Sismitas, Huellas de Dinosaurios de la Quebrada Descubridora, entre otros. Gran parte de la comunidad desconoce el increíble territorio que habitan, nuestro objetivo es modificar este patrón y llevar la ciencia a la comunidad de manera cálida y entretenida.