Menu

Como el ave Fénix, la costa del Maule renace de las cenizas

12 Diciembre, 2017

|

Región del Maule

|

Noticias Región de Maule


COMPARTE

Atrás quedaron los incendios forestales. Gastronomía, vinos, hermosos paisajes y panoramas para la familia y los aventureros ofrece esta zona del país para el verano.

 

Por Fabián San Martín D.

 

Verano de 2017 y las imágenes de bolas de fuego arrasando con miles de hectáreas de bosques impactaron Chile y el mundo. Miles de turistas evacuaron despavoridos los hermosos parajes de la Región del Maule, en especial, su zona costera.

 

Pero a menos de un año de la tragedia, autoridades y ciudadanía dejaron atrás las lamentaciones y trabajaron afanosamente para reactivar la actividad económica turística dañada por este fenómeno. “Se han desarrollado mensualmente reuniones y mesas de coordinación para trabajar en torno a la prevención de incendios forestales. Se entiende que en la mayoría hubo un factor humano importante que hay que estar vigilando. La gente tiene que venir tranquila”, asegura Carolina Reyes, directora de Sernatur Maule.

 

La autoridad se refirió a qué se puede encontrar en esta región para el caluroso verano que se aproxima: “El destino costa Maule es el más visitado. Tiene esta particularidad de una brisa agradable placentera para la estadía, rica gastronomía alta en productos del mar, como pescados y mariscos, y degustación de vinos más frescos, blancos, tintos y espumantes”. Pero también hay panoramas culturales y más aventureros, como el buscarril ramal Talca Constitución, la reserva Altos de Lircay, el radal Siete Tazas, kayak y trekking en Los Queñes, entre otras actividades. “La gente debe planificar con antelación sus vacaciones, que nos visite en nuestras plataformas sociales, donde conocerán los servicios que tenemos registrados con Sello Q de Calidad y Sello S de Sustentabilidad”, remarcó la directora de Sernatur Maule.

 

Constitución

Siete años después del tsunami, Constitución exhibe una cara remozada y atractiva, particularmente, su zona costera. El viento es un invitado permanente a sus playas, donde destaca el santuario de la naturaleza de rocas milenarias que encierran leyendas de piratas y naufragios no descubiertos. Abarca desde la playa de Los Gringos hasta la desembocadura del río Maule. Las piedras de las ventanas, del León, del Elefante, de la iglesia y las Termopilas resaltan por su majestuosidad y abundante fauna (gaviotas, alcatraces, cormoranes y pelicanos).

 

A cinco kilómetros se llega al Puerto Maguillines, que cuenta con un muelle para la pesca artesanal y cocinerías. Sus incesantes ventarrones lo hacen ideal para la práctica del surf y deportes similares. Cuando se le abra el apetito, la oferta gastronómica en el sector costero de Constitución es atractiva y económica. Infaltable es una reineta con salsa que se sirve al plato en un sartén en el restorán Casa del Mar. Una exquisitez. Congrio con camarones y lenguado salteado son los platos más caros del restaurante “Rompe Olas”, y no superan los 8 mil pesos. Impensado para nuestra zona. Para alojar en Constitución, buena alternativa es el hotel boutique Sweet Dreams, distinguido hace poco con Sello Q de Calidad Turística.

 

A escasos kilómetros de Constitución, está el bello balneario de Iloca, que en una larga y extensa calle aglomera una amplia oferta de hoteles, hosterías, cabañas y restoranes a módicos precios. Desde 20 mil pesos por persona con desayuno. En Lipimavida hay un bosque dedicado a los papayos, que nada tiene que envidiar a sus pares de otras regiones.

 

Acá encuentra mermeladas del fruto, así como de higo, cochayuyo, entre otras artesanales. En caleta Duao están los mejores restoranes de pescados y mariscos. Un panorama cautivador lo realiza el sindicato de trabajadores independientes de buzos y pescadores artesanales de Iloca. En bote lo llevan al humedal ubicado en la desembocadura del río Mataquito, donde se pueden avistar flamencos chilenos, garzas, colegiales, zarapito, gaviota garuma, rayador, entre otra multiplicidad de especies. Claro que debe caminar con cuidado por la arena para no destruir los nidos con los huevos de las aves.

 

Por la tierra de las brujas

Roberto Rivera, alcalde de Vichuquén, señala que 40% de su territorio (más de 22 mil hectáreas) se vieron afectados por siniestros forestales que destruyeron cuatro casas. El sector público y el privado se unieron para renovar los servicios de este lugar mágico, rico en mitos y leyendas. Oferta de hoteles y cabañas hay para todos los bolsillos, tanto al borde como alejado del hermoso lago que se recorre en lancha, kayac o con otros deportes náuticos.

 

También puede visitar Llico, playa cercana ideal para surf y windsurf. Buena picada es el restaurante Miramar: pejerreyes fritos, locos, empanadas, chupes, son para deleitarse con los vinos de la zona. Para el verano 2018, Vichuquén tiene un calendario cultural, que incluye el Festival del Cochayuyo, la Noche de las Viñas, el Festival de la Sal, trilla a yegua suelta y la Semana Vichuquenina (del 12 al 17 de febrero).

Noticias Relacionadas