Menu

Columna de opinión: Construyendo destinos desde la formalidad

15 Enero, 2019

|

Región de Atacama

|

Noticias Región de Atacama

Por Ricardo Curiqueo Henríquez, director (s) de Sernatur Atacama.


COMPARTE

A muchos causó sorpresa que Bahía Inglesa haya sido seleccionada una de las diez mejores playas de Sudamérica por la prestigiosa agencia FlightNetwork, en cuya selección participaron más de 1.200 agencias, bloggers y periodistas especializados con conocimientos acabados en cómo funciona la industria turística. Para quienes trabajan en ella, la honrosa mención es resultado del trabajo que se ha realizado en el sector.

Este destino turístico ha sido puesto en valor a través de distintas acciones que ha liderado el Gobierno Regional, a través de sus distintos servicios. Ejemplo de estas han sido la infraestructura habilitante ejecutada por MOP, el programa SIGO y las acciones promocionales por parte de Sernatur o los programas que ha implementado la Corfo para aumentar la asociatividad de los empresarios del sector.

Pero esto es solo parte del camino recorrido. De hecho, para este año se espera la declaratoria de la Zona de Interés Turístico de Bahía Inglesa-Caldera, que supone un incremento en los recursos provenientes del sector público y así mejorar los servicios, los espacios, la conectividad y la promoción de este destino, de la mano de una estrategia definida y un plan de acción claro en el que intervienen transversalmente el municipio, el Gobierno Regional y el sector privado.

No obstante, es necesario entender que Bahía Inglesa –sin los servicios turísticos de alojamiento, alimentación, guiados, turoperadores y transporte– no hubiera sido seleccionada por tal renombrada agencia como una de las diez mejores playas de Sudamérica. En efecto, son los más de 560 servicios formalizados de acuerdo con la Ley de Turismo 20.423 y los 8.000 trabajadores de esta industria a nivel regional los que le dan vida y dinamismo a los recursos turísticos de Atacama.

Es por lo mismo que desde el sector público se está trabajando de manera articulada para combatir la informalidad y emparejar la cancha, de manera de que todos obedezcan a las mismas reglas del juego a la hora de prestar servicios turísticos. Ejemplo de esto son los operativos que se han realizado en el aeropuerto y en la comuna de Caldera para fiscalizar el transporte informal y las más de 120 inspecciones que se realizarán a establecimientos de alojamiento y de turismo aventura, todo con el objetivo de asegurar la calidad y la seguridad de todos los turistas que visitan la región y, de este modo, en conjunto, sigamos construyendo en Atacama el mejor destino turístico.

Noticias Relacionadas