Sernatur | Servicio Nacional de Turismo

Menú Principal
19 de diciembre de 2017

¿Cómo estamos avanzando en un turismo más accesible?

De acuerdo al último estudio de discapacidad de SENADIS, en Chile hay cerca de 2 millones 800 mil personas con discapacidad, que representan un 16,7% de la población; cifra que para el turismo se triplica, ya que una persona con discapacidad o movilidad reducida viaja acompañada.

Estas cifras representan una oportunidad para la industria turística nacional, pero también implican grandes desafíos, por eso debemos trabajar en forma coordinada entre el sector público y privado para avanzar en mejorar la accesibilidad, tanto a nivel de atractivos como en el acceso a información, transporte, instalaciones, alojamiento o en las visitas a espacios naturales; que son la principal motivación para el 78% de los turistas internacionales que llegan a nuestro país.

Desde el ámbito del turismo, la primera exigencia de una persona con discapacidad al salir de viaje es tener la certeza que podrá acceder a un entorno físico adaptado a sus necesidades; de forma cómoda, autónoma y segura. La accesibilidad, por tanto, debe estar presente en todo el encadenamiento de la vivencia de un viajero, como también al interior de cada uno de los lugares que visita, es decir, al llegar, entrar, recorrer, usar, salir; que son los conceptos mínimos de un lugar universalmente accesible.

En este sentido, contar con información, prestadores de servicios turísticos adaptados, recurso humano con competencias para atender necesidades especiales; son un conjunto de elementos que se deben considerar al hablar de productos turísticos accesibles.

El Gobierno de la Presidenta Bachelet está avanzando de manera concreta en esta temática, y es así como en el sector turismo existe el compromiso de discutir y relevar estos temas para incorporarlos en la agenda pública. Desde hace siete años nuestro país cuenta con la Ley N°20.422, que establece normas de igualdad de oportunidades e inclusión social de personas con discapacidad. A esta norma se suma el decreto supremo número 50 del Ministerio de Vivienda y Urbanismo donde se establece que para 2018 todos los nuevos espacios públicos y aquellos existentes deberán asegurar el uso, permanencia y desplazamiento de todas las personas en forma autónoma y sin dificultad.

De acuerdo a la Organización Mundial del Turismo (OMT), el turismo accesible implica un proceso de colaboración que permite a las personas con discapacidad -en distintas dimensiones como las de movilidad, visión, audición y cognición-, funcionar independientemente, con igualdad y dignidad, gracias a una oferta de productos, servicios y entornos de turismo diseñados de manera universal.

Siguiendo esta definición, SERNATUR incorpora la temática en forma transversal en su gestión, entre las que destacan: Programa Vacaciones Tercera Edad que permite viajar a personas con discapacidad y adultos mayores; Programa Gira de Estudios, que desde el año 2015 y en labor conjunta con SENADIS incluyó la participación de las escuelas especiales de todo el país, y este año 2017 incorporó al Programa a los niños del SENAME.

Además en el mes de agosto, Sernatur creó la Primera Red de Prestadores de Servicios Turísticos Accesible, con el objetivo de fomentar e incentivar la generación de una mayor oferta turística con carácter inclusivo. A estas iniciativas, se suma la creación de un espacio destacado en www.sernatur.cl para contenidos de accesibilidad, con información, noticias, y el listado completo de Parques Nacionales y playas accesibles de nuestro país desarrollados por CONAF y SENADIS respectivamente.

Desde Sernatur y en conjunto con el sector privado y la academia, estamos enfocando nuestro esfuerzo en promover la igualdad de oportunidades e inclusión social especialmente para personas que no han podido acceder a los beneficios del turismo. Tenemos el desafío de incorporar la accesibilidad como una forma de planificar y concebir espacios, productos y servicios turísticos inclusivos para facilitar la experiencia de los turistas. Es por eso que para seguir avanzando, en el sector turístico debemos aprender a “pensar accesible”.