Menu

Restaurante San Pedro: una experiencia inolvidable al paladar en Zapahuira

13 Diciembre, 2019

|

Región de Arica y Parinacota

|

Noticia Región de Arica y Parinacota

La empresaria turística de Arica y Parinacota y su Restaurante San Pedro en Putre rescatan recetas tradicionales de su familia. Fue seleccionada en su región de Arica y Parinacota para el concurso Mujer Empresaria Turística 2019.


COMPARTE

Hace casi cuarenta años, no había tantas alternativas por el sector de Zapahuira, comuna de Putre, de restaurantes que permitieran alimentarse o incluso una parada de descanso para los transeúntes. Es por ello que, en el año 1980, Iris Isidora Gutiérrez Loredo decidió implementar una cocina a leña en una pequeña casa de adobe junto a su familia. Al tiempo, pudo adquirir esa vivienda y comenzar a cocinar y vender almuerzos, desayunos y cenas.

Así fue como comenzó su historia del Restaurante San Pedro, emprendimiento basado en recetas ancestrales que de generación en generación fueron traspasando a través de su familia y con verduras y carnes de su propia producción.

Iris explica que “todos los alimentos preparados son a base de nuestras propias cosechas y ganado familiar, por lo cual no contienen ningún tipo de pesticida. Todo se trabaja en forma artesanal y conservando las costumbres ancestrales de la precordillera de Arica y Parinacota. Los turistas tienen la oportunidad de degustar sabores de la comida típica aymara como el chairo, sopa cuyo principal ingrediente es la papa deshidratada o más conocida como papa chuño. También el asado de cordero a la olla, lo que contribuye a que los turistas tengan una experiencia única en su paladar”.

Las recetas tradicionales son el sello diferenciador en el Restaurante San Pedro. “Por mi restaurante pasan personas provenientes de todas partes del mundo, como Francia, Alemania, Suiza, Brasil entre muchos lugares más, ya que tenemos una ubicación privilegiada, en plena carretera internacional CH-11”, relata.

La gastronomía que ofrece este servicio de alimentación contribuye a que la experiencia del turista sea inolvidable. Con notorio orgullo dice que “yo, como hablante de la lengua aymara, me siento muy orgullosa de mi origen. Siempre que tengo la oportunidad, comparto a los visitantes parte de mis raíces, cantando, bailando y hasta enseñándoles a hablar en aymara a los turistas”.

–¿Cómo fueron los comienzos de este emprendimiento?

–Era difícil acceder a los diferentes elementos que se requieren para su funcionamiento, como la leña, el agua, la cual muchas veces tuvimos que trasladar desde el río en Angarillas a burro. Lo mismo sucedía con la leña, en animales traíamos la leña desde muy lejos. Con el paso de los años se postuló a diferentes fondos concursables, como los ofrecidos por Conadi, Sercotec, Fosis, para modernizarnos con nuevas cocinas, muebles y diferentes remodelaciones y así dar más comodidad a los turistas y mejorar la calidad del servicio y del producto. Hoy me encuentro reconocida por el Estado en calidad de persona descendiente de pueblos originarios, en mi caso del pueblo aymara.

Pese a todas las barreras que implica liderar un emprendimiento femenino, el mensaje de Iris es claro. “Quiero decir a todas las mujeres que tienen una idea de negocio, pero que muchas veces no la llevan a cabo por temor al fracaso, que ustedes tienen muchas puertas abiertas de diferentes instituciones donde se nos capacita y, a la vez, se nos entregan herramientas para seguir haciendo crecer nuestros sueños”.

Del mensaje, pasó a la acción: “En lo personal, con mucho esfuerzo y trabajando casi las veinticuatro horas, pude lograr superar los obstáculos propios de la distancia, de la falta de conectividad y del clima de la zona donde vivo”.

Para ella, “problemas siempre van a surgir, pero no estamos solas: se puede ir superando barrera tras barrera con la perseverancia y el esfuerzo diario. Manténganse informadas, acérquense a los organismos del Estado y nunca dejen de capacitarse en los talleres. Nunca será una pérdida de tiempo, sino más bien es una inversión que les permitirá ver el fruto de su trabajo”.

Noticias Relacionadas