Menu

Susana Cortés Vallejo: calor de hogar en las arenas de Atacama

21 Diciembre, 2018

|

Región de Atacama

|

Noticias Región de Atacama

Susana fue la emprendedora seleccionada en la Región de Atacama para el concurso nacional Mujer Empresaria Turística 2018, que releva el rol de las mujeres en el turismo.


COMPARTE

Hotel Arenas de Atacama se caracteriza principalmente por ser un prestador de servicios turísticos que brinda una experiencia familiar y acogedora en un ambiente rústico y apegado a lo natural. El diseño está inspirado en arquitectura típica de la Región de Atacama y la cultura de los pueblos originarios y sus instalaciones, en base a barro, brea, madera y totora, constituyen un espacio de descanso, relajo y comodidad en el pueblo de San Fernando, a escasos kilómetros al oeste de Copiapó.

La propietaria de este emprendimiento es Susana del Pilar Cortés Vallejo, quien desde el año 2011 ha convertido al Hotel Arenas en una parada de descanso obligada para quienes llegan hasta este sector mayoritariamente agrícola. Explica que “debido a su identidad hogareña y de alta calidad en el servicio, encanta y seduce a sus visitantes provenientes diversos destinos y lugares del mundo. El hotel es un oasis en el desierto de Atacama”.

Los principios que dieron origen al emprendimiento guardan un sentimiento especial por lo familiar, la libertad y el descubrimiento, lo cultural e histórico. En relación a los factores familiares, la empresaria destaca que “la importancia de haber hecho una pausa y observar la vida propia, de matrimonio y de los hijos e hijas,  permitió realizar una reflexión sobre  lo que significaba hacer y sentir familia, pensamientos que rondaban sobre el trabajo en ese entonces apatronado y lo que esa actividad estaba cultivando hacia el futuro”.

Esta reflexión fue clave, ya que le permitió a ella y su familia tomar acción a emprender un negocio propio y renunciar al trabajo minero. “Tomó mucho valor y liderazgo, ya que salir de una zona de confort, siempre va implicar un desafío no menor, dominado por múltiples emociones, como el miedo y los deseos de salir adelante”, concluye.

Persiguió el sueño de ser dueña de una empresa focalizada en atender a otros de una forma cálida y especializada y su estrategia fue desempeñar una actividad económica sustentable y facilitar mayores espacios de tiempo para poder disfrutar y compartir en familia. Así las cosas, la respuesta estuvo en el turismo.

Coherente con lo anterior, otro factor fundamental fue el sentimiento de libertad y de vida personal. La motivación por conocer otras partes del mundo, realizar actividades personales y disponer de tiempo para ello, motivó la creación de una empresa dentro de la esfera turística. “Nutrir el diseño de un negocio con experiencias nacionales e internacionales –revela– permitió sentar las raíces del hotel boutique”.

Luego, surgió la necesidad de crear una nueva cultura de hacer hotelería en la Región de Atacama, una centrada en el usuario y en su experiencia. Con la idea de innovar, fue que nació Arenas de Atacama.

Estratégicamente, escogió el pueblo de San Fernando, ya que siempre tuvo la idea de ofrecer un servicio de alojamiento lejos del ruido de la ciudad, un lugar tranquilo donde descansar y alcanzar apacibilidad en el sueño y en cercanía de lo natural, ya que está a pasos del río Copiapó y del desierto de Atacama.

El servicio personalizado es lo caracteriza a este emprendimiento, ya que el cliente se siente entendido. “La esencia hogareña y su calidez en el relato convierten a este hotel boutique en un lugar especial para visitar. Lo relevante de crear un espacio familiar dentro de un servicio de alojamiento nos ha permitido conocer a cada cliente y que cada uno de ellos conecte con el personal”, dice Susana Cortés Vallejo, empresaria copiapina de cincuenta y un años, quien también realiza manualidades y artesanías que adornan las instalaciones y que son reconocidas por los huéspedes, ya que le dan el toque final a un producto turístico a la medida de la experiencia del usuario.

El sello Arenas de Atacama es lo familiar y lo personalizado. En esta línea, la propuesta gastronómica está sujeta a eso y a las raíces culinarias de Chile y sus países. La multiculturalidad del emprendimiento se puede apreciar en este aspecto, lo que presenta al cliente una variedad de platos que se adecua a sus necesidades y gustos.

En términos de conocimientos, habilidades y actitudes, el rol de la mujer ha sido esencial para el desarrollo de este emprendimiento, en donde siempre ha habido mayoría de empleadas por sobre empleados. Lo anterior, además de la dirección del hotel, a cargo de Susana, le valió a esta emprendedora ser seleccionada como representante regional en el concurso Mujer Empresaria Turística 2018.

Su reconocida labor ha dado frutos de su esfuerzo como una mujer que día a día entrega amor y cariño tanto a su negocio como a aquellos que se relacionan con Hotel Arenas de Atacama. La sencillez, la ternura y la perseverancia caracterizan a este emprendimiento liderado por una mujer que, a pesar de la adversidad, sigue en su rumbo por llevar el turismo de la región a lo más alto.

Noticias Relacionadas

Región de Atacama

Columna de opinión: Construyendo destinos desde la formalidad

Ver más
Región de Atacama

Sernatur anuncia nuevas autoridades de turismo en regiones

Ver más
Región de Atacama

Congreso de Hoteleros de Chile aportó a posicionarnos como un destino de reuniones a nivel nacional

Ver más