Menu

Alejandra Oyarce Hernández: tradición familiar en la Región del Ñuble

21 Diciembre, 2018

|

Región del Ñuble

|

Noticias de Ñuble

Alejandra fue la emprendedora seleccionada en la Región del Ñuble para el concurso nacional Mujer Empresaria Turística 2018, que releva el rol de las mujeres en el turismo.


COMPARTE

Cuatro años le han bastado a esta empresa familiar con liderazgo femenino impulsar el turismo en el sector de Recinto, camino a las archiconocidas termas de Chillán, en la nueva Región del Ñuble. Don Quelo es una cafetería que rescata el trabajo de las avellanas chilenas, con una gran variedad de productos derivados de ella y donde el café de este fruto es el producto estrella.

Después de trabajar por diez años en Santiago como analista programadora, Alejandra Elisa Oyarce Hernández decidió volver a su tierra natal, donde siempre soñó con criar a sus hijos, libres en el campo y cerca de sus abuelos. Así fue como, en 2014, esta empresaria nacida y criada en Recinto comenzó con un pequeño café en la casa de su madre, Elisa Hernández Henríquez.

En un principio, el café tenía una capacidad de solamente seis personas. Allí ofrecía productos de avellanas que ella misma elaboraba. Al mes siguiente, ya fue necesario ampliar a cuatro mesas y, a los seis siguientes meses, se abrió el actual local con más capacidad y con una pequeña terraza. Esto le ha permitido a Alejandra no solo atender más público, sino que también dar empleo a más personas del sector.

Cuenta que relevante ha sido la alianza con productores locales para vender sus productos, como miel, pastas de ají y cervezas. Asimismo, la ayuda de fondos regionales y de Corfo, con los que ha podido seguir ampliándose y contar con un mejor espacio para quienes llegan a disfrutar los manjares del café Don Quelo. Ahora están más equipados, con un sistema fotovoltaico y un calentador solar de agua, complementos que hacen a este emprendimiento femenino un negocio más amable con el medio ambiente.

Especial también es el rol que juega Elisa, la mamá de Alejandra, pues ella es la proveedora de la materia prima, la avellana nacional, y quien la trabaja en forma artesanal, como le enseñó su progenitora. “Esto es en gran parte mi motivación para preservar el trabajo artesanal de la avellana chilena, no permitir que estas tradiciones se pierdan en el tiempo”, dice Alejandra Oyarce Hernández.

Don Quelo también destaca por ir innovando en sus productos. “Como pastelería, ofrecemos tarta de avellanas, café de avellanas, tronco de avellanas. También aprovechamos de contarles a los turistas tanto chilenos como extranjeros cómo es el trabajo artesanal de la avellana, el que ya por cuatro generaciones se ha convertido en el principal ingreso económico de mi familia”, explica Alejandra, que, además, ha sido parte del programa de Sernatur SIGO Experiencias, que guía a los empresarios turísticos en el diseño de lo que ofrecen.

Por estos motivos es que la empresaria cuarenta años fue la seleccionada de la Región del Ñuble para el concurso Mujer Empresaria Turística 2018, con el que el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, Sernatur y BancoEstado destacan la labor de las mujeres en el rubro.

Sobre su negocio, Alejandra Elisa añade que “en la actualidad, somos parte de una agrupación artística cultural y artesanal llamada Ayllarel, instancia desde donde promovemos los productos locales, el turismo y el cuidado del medio ambiente”.

En retrospectiva, la empresaria del Ñuble nota que el camino no ha sido sencillo, que “al ser madre de una niña de cinco años y un niño de dos, debo combinar mi tiempo en la casa y en el negocio”, sin embargo, sabe que el poder femenino de su equipo de colaboradoras estará siempre presente. Cuenta que hay algunas madres con hijos en etapa escolar, pero revela con orgullo que “nos las arreglamos para que para ellos sea una buena experiencia”.

Noticias Relacionadas