Menu

Paulina Escobar Rojas: una oveja verde en medio de la Patagonia

21 Diciembre, 2018

|

Región de Magallanes y la Antártica Chilena

|

Noticia Nacional

Mediante un dedicado trabajo en innovación social, sustentabilidad y de la mano de mujeres tejedoras de la Patagonia, Paulina destacó por su empresa Le Mouton Vert en el concurso Mujer Empresaria Turística 2018.


COMPARTE

Trabajar desde la felicidad. Así se podría definir lo que Paulina Escobar lleva haciendo desde 2015, cuando decidió volver a su tierra y dejar una huella en el lugar más austral del mundo: la Patagonia magallánica. Con su empresa de diseño textil ecológico Le Mouton Vert, ha desarrollado colecciones exclusivas de diseños atemporales y contemporáneos que sus clientes, turistas chilenos y extranjeros, saben valorar.

Paulina es una mujer creativa y explica que “esa creatividad está en que yo diseño todos los patrones, son únicos y exclusivos, pero el cómo es el importante: realizo tintura natural con flora nativa local para dar color a la lana y así reflejar identidad territorial. Además, toda la cadena productiva es sustentable, desde la esquila de la oveja hasta el producto final”.

Fundadora, directora y diseñadora de Le Mouton Vert, Paulina Escobar nació en Puerto Natales, en la Provincia de Última Esperanza, Región de Magallanes y la Antártica Chilena. En 2011 partió a Suiza por casi cuatro años para ejercer su profesión de diseñadora de interiores, trabajando para diferentes empresas en el área del diseño.

Radicarse en Suiza le permitió experimentar un nuevo modo de ver la vida, tanto a nivel personal como profesional. A sus cortos treinta años, en 2014, formó su empresa de diseño, en la que plasmó los valores que –sentía– debía respetar: el trabajo de la materia prima de modo natural, el respeto por el medio ambiente, la producción local y el trabajo social.  

Fue así como, durante mucho tiempo, participó en encuentros entre tejedoras e hilanderas suizas, talleres de teñido natural en lana, cursos de tejido a palillo, telar y máquinas; también aprendió el cultivo en huertos orgánicos de amigos y se fue a vivir por un tiempo a una reconocida cooperativa donde la base estaba en la autogestión.

Con toda esa experiencia a cuestas, resolvió asentarse definitivamente en Puerto Natales. Ya en 2015, creó Le Mouton Vert (que, traducido del francés, es literalmente la oveja verde) para cumplir su sueño: entregar a su tierra un producto de calidad, con los mejores estándares de proceso natural, y así, como dice ella, “generar conciencia de un trabajo no industrializado, responsable y social que Chile y el mundo necesita hoy en día”.

Sustentable desde cero

Le Mouton Vert –o, en simple, LMV– es un concepto de gestión y manejo sustentable en todo el ciclo de producción que incorpora innovación social. Paulina revela que “es un modelo de negocio único en el territorio. Tengo, como base, a un grupo de mujeres tejedoras locales, a quienes he capacitado para que confeccionen de manera artesanal cada prenda de lana”.

Por otro lado, esta empresaria de tan solo treinta y cuatro años destaca que su proveedor de lana, la estancia ganadera La Península, realiza un manejo holístico en la crianza de las ovejas, sin fertilizantes químicos en los pastizales y con bienestar animal. Esto, para ella, “hace que cada prenda no solo esté hecha con la mejor lana del mundo, sino que también tenga un sentido sustentable”.

La trazabilidad sustentable va desde el rescate de la exclusiva materia prima local: lana 100% merino que se exporta de manera masiva a otros países, pero que felizmente Paulina recuperó para trabajarla localmente, con valor agregado, sello de calidad y sello de origen, lo que convierte a Le Mouton Vert en una empresa pionera en su uso y confección a nivel regional y nacional.

A Paulina le preocupa la experiencia que se llevan sus clientes. Cuenta con orgullo que, por medio de su trabajo, responde a las necesidades de personas que buscan un producto ecológico y biodegradable con identidad: LMV es un producto con un diseño de alta calidad y que representa a la Patagonia, lo que para ella es fundamental.

Es por eso que, en las tres colecciones que tiene a su haber, se inspira en el lugar que la vio nacer: con Alas Australes, presenta a las aves de la Patagonia; en la línea Colonos, se basa en los primeros habitantes europeos que llegaron hasta el territorio; y con Doree, su musa son las épocas paleontológicas de su región. Lo tiene claro: “Este producto es una forma de hacer sentir pertenencia, respeto y amor por el lugar donde nacimos”.

Por lo mismo, su próxima colección será hecha con tintura vegetal de la planta nativa de su localidad, el calafate, una suerte de homenaje y contribución para cuidar y mejorar la tierra y los recursos naturales renovables

Eso sí, para Paulina Escobar, su trabajo es solo una parte de su vida. Le ocupa mucho tiempo, es cierto, porque vive para LMV, no obstante, se dedica también a dar charlas motivacionales sobre innovación, activismo medioambiental, temas sociales en la Patagonia y ha realizado asesorías de diseño para organismos públicos y empresas comerciales.

Como resultado de este completo trabajo, la empresaria patagona ha obtenido diversos reconocimientos, como el Premio Emprendedora de Innovación Creativa 2015 por la Universidad del Pacífico, o la reciente selección para participar en programa de liderazgo de Naciones Unidas llamado WEAmericas Program for Women Entrepreneurs, el cual busca ampliar las oportunidades sociales y económicas de las empresarias latinoamericanas.

Según Paulina, la problemática que existe hoy es la falta de conciencia medioambiental en la gestión y el desarrollo de las empresas, en la explotación de las comunidades por parte de malas prácticas laborales y el escaso rescate cultural y de identidad. Por estas razones, Le Mouton Vert sobresale. “El impacto positivo que he generado es ser ejemplo e inspiración para otras empresas, emprendedores, hombres y mujeres que constatan que este modelo de negocio sustentable es rentable y no hay necesidad de sobreexplotar los recursos naturales ni las personas”, enfatiza.

–¿Cuáles son los planes que tienes a futuro para Le Mouton Vert?

–Me proyecto a cinco años. Quiero incorporar innovación tecnológica a mis procesos productivos, como máquinas para hacer tejidos, lo que me permitirá aumentar mi producción y contratar más mujeres para llegar a otros países con este sello único, puro y prístino.

–¿Cuál es tu mensaje para las mujeres empresarias del país?

–Que se atrevan, que sean positivas y que cumplan con fe y paciencia sus objetivos. Vivimos en un mundo de caos, contaminación, pobreza, insuficiente gestión creativa y poca integración con las comunidades, pero creo en las alianzas, conociendo a otras mujeres empresarias podríamos unir fuerzas y aportar al mundo.

Noticias Relacionadas

Nacional

Chile será sede del principal foro de innovación de las Américas dedicado al turismo este 2019

Ver más
Nacional

Chile se posiciona como líder de turismo social de América

Ver más
Nacional

Chile suma nuevas Zonas de Interés Turístico al territorio

Ver más
Nacional

Con experiencias de astroturismo, enoturismo y wellness, Chile aterriza en exclusiva feria de turismo en Londres

Ver más