Sernatur | Servicio Nacional de Turismo

Menú Principal
2 de septiembre de 2016

Victoria Méndez González y Minitrole: “Esta ha sido la mejor decisión que he tomado”

Mini Trole desde el año 2012 realiza recorridos turístico-patrimoniales por la ciudad de Valparaíso y otras zonas de la región, como Viña del Mar, Isla Negra, Viñedos de Casablanca; siempre rescatando el patrimonio material e inmaterial de los lugares; entregando sus servicios a los turistas nacionales e internacionales.

 

Victoria cuenta que la motivación principal era aportar valor a los servicios turísticos de la ciudad de Valparaíso con un emprendimiento innovador, esta innovación se hizo efectiva por 3 grandes razones. “El rescate de los típicos transportes patrimoniales de la ciudad Los Trolley siendo este diseño el que caracteriza los vehículos de Mini Trole, claro que esta vez safado de sus cables para transportar turistas a los cerros. Hoy en día se cuenta con 2 vehículos diseñados como Trolley una combi Volkswagen y una Mercedez Sprinter”, explica.

 

La segunda razón, el relato histórico patrimonial que fue un recabado estudio con distintos historiadores de la zona. Para crear un servicio único y que rescata la evolución de la ciudad desde el año 1530 hasta fecha; y la tercera es su ruta literalmente desde la punta de los cerros, visitando miradores naturales que sólo desde arriba se pueden observar. A eso se suman  motivaciones familiares y económicas, “porque esta es una empresa familiar conformada por mi pareja Ronald  e Iñaki nuestro hijo, de tres años”.

 

Historia de un sueño

“Decidimos trabajar en conjunto por un sueño en común y esta microempresa es nuestro único ingreso económico. La motivación de ser mi propia jefa sin duda ha sido un desafío con mucho aprendizaje de por medio y aunque no ha sido fácil creo que ha sido la mejor decisión que he tomado”.

 

En el año 2012 nace Mini Trole para dar a conocer la ciudad de Valparaíso desde una perspectiva cultural rescatando el patrimonio. “Trabajaba yo como administradora, Ronald como encargado de operaciones y Julio como guía, las ventas no superaban los $3 millones de pesos  anuales. Ese mismo año, aparece como Caso de estudio Mini Trole en el texto de “Lenguaje y Comunicación 5° año básico, tomo 1” de editorial Santillana, además hubo publicaciones en prensa escrita y televisada. El 2013 comenzamos a realizar tour pedagógicos culturales a colegios e instituciones. “El mismo año me adjudiqué un fondo concursable “”Capital Abeja”” de $1.800.000, que lo usé para el plan de marketing con el propósito de posicionar la marca a nivel regional.

 

Desde el 2014, reconocido por Sernatur y en alianza con la Ilustre Municipalidad de Valparaíso Mini Trole cuenta con un paradero exclusivo en Plaza Sotomayor. Gracias a Sercotec el 2015, me gané el fondo concursable Pyme Turismo para crear una oficina móvil que funcionará como punto de información turística y venta de los servicios, la cual será instalada esta temporada alta -octubre 2016-, y que va a generar 4 nuevos puestos de trabajo para vendedores y promotores del área turística.

 

Un sector que va en alza

Victoria explica que la motivación para emprender en el sector turismo son las tendencias al alza de este rubro tanto a nivel mundial como nacional, “más aún en la ciudad de Valparaíso que desde el año 2003 fue declarado como Patrimonio de la Humanidad atrayendo una gran cantidad de turistas tanto nacionales como internacionales, generando una oportunidad para ser un anfitrión del lugar donde nací y crecí”.

 

Otro motivo es la calidad de los servicios complementarios como por ejemplo los hoteles y restaurantes que con el pasar del tiempo han adquirido ventajas competitivas y que en conjunto se convirtió en una interesando red turística.  Además, la importancia que se le está dando a este sector a nivel estatal, existiendo estrategias para potenciar la marca país y ciudad en otras zonas del mundo. Además de los incentivos de la gran gama de alternativas de subsidios como los entrega Sercotec, Corfo, Consejo de la Cultura, Sernatur y otra entidades que apoyan a los microempresarios.

 

“El cielo es el límite”

Estamos en el siglo XXI donde ir al colegio, obtener buenas calificaciones, ir a la universidad, sacar una carrera para conseguir un buen empleo y seguro donde te mantengas hasta jubilar dejó de ser una opción confiable. Estamos en una época donde el cambio es rápido y constante.

 

“Un día empecé a cuestionar mi vida y lo que quería para mi futuro,  en esa búsqueda llegué a una librería y me encontré con un libro El cielo es el límite. Para resumir, renuncié a mi trabajo de guardia para estudiar una carrera técnica, luego tuve a mi hijo, fui a la universidad y este año egreso de la Universidad de Valparaíso como ingeniera comercial. Siento que las principales características que me han definido para comenzar en el camino del emprendimiento son la resiliencia, la perseverancia, la disciplina y tener un sueño que te mantenga motivada. El que de verdad quiere puede, lo demás son excusas”.